Logo

Haste Miembro

fitness-nail primera Alessandra_Gamboa Casallo 1 moni 2 kungfu ines paucarcaja

PRINCIPIOS BÁSICOS DE LA FISIOLOGÍA Y LA NUTRICIÓN: EL ESTRÉS


Todas las situaciones y circunstancias por las que atraviesa el ser humano en su día a día estimulan y desencadenan una serie de eventos fisiológicos que generan un impacto en el equilibrio normal del cuerpo humano llamado homeostasis. Estas reacciones fisiológicas consisten en un aumento y disminución de ciertos productos protéicos como son las hormonas y enzimas que, siendo liberados al torrente sanguíneo contribuirán a regular dicha homeostasis.


Desde el punto de vista fisiológico cada estímulo que nuestro cuerpo experimenta y que pueda causar un alto impacto en el equilibrio natural (homeostasis) lo podemos denominar situación de estrés o agente de estrés. Se debe señalar que cuanto mayor sea el estrés que se experimente mayor será el impacto en nuestro organismo lo que podría repercutir directamente en nuestro estado de Salud.
Ahora bien, existen diversas formas como se pueden presentar las situaciones de estrés. Por ejemplo una de ellas y que resulta ser hoy en día un vox populi es el estrés laboral, en dónde el estímulo es la sobrecarga de trabajo físico y/o mental y las preocupaciones generadas por las mismas. Sin embargo si nos ponemos a reflexionar el simple hecho de alimentarse inadecuadamente o no comer en horarios establecidos y que tengan un cierto orden genera un alto grado de estrés a nuestro cuerpo. Así mismo la actividad física mal llevada o el entrenamiento deportivo a intensidades muy elevadas a las que el cuerpo no está acostumbrado son situaciones de estrés que tiene un alto impacto en la salud.
El deporte de alto rendimiento no es la excepción y quizá sea uno de los agentes de estrés de mayor impacto, ya que los entrenamientos a los que son sometidos los deportistas son muy variables en intensidad y tiempo, esto en beneficio de un mejor performance y desarrollo de mejores capacidades físicas que garantizaran mejores resultados. Sumado a ello se sabe que para equiparar o amortiguar los daños generados por el estrés se debe tener una buena línea de defensa que es obtenida en base a una buena alimentación y que como bien señalamos si no realiza correctamente se puede convertir en un agente adicional de estrés.El estrés influye directamente en la composición corporal de un atleta lo cual podría inducir a una pérdida de tejido muscular necesaria para la práctica deportiva, y por otro lado podría aumentar el tejido adiposo que en la mayoría de disciplinas deportivas es un tejido que merma el rendimiento deportivo.
No debemos olvidar al descanso, a las correctas horas de sueño y alternativas como terapias de relajación como principal agente antiestrés de la vida cotidiana ya quelos estilos de vida moderna de un mundo globalizado con mayores competencias y actividades que mantienen más ocupado y “preocupado” al ser humano repercuten directamente en la salud y en el estado de equilibrio natural.
Referencias bibliográficas:
http://www.scielo.br/pdf/rbme/v11n6/en_a12v11n6.pd
http://medical.med.tokushima-u.ac.jp/jmi/vol51/pdf/v51_n3-4_p139.pdf

2013-12-31_22-49-54_603-1.jpgFRUTAS.jpgagua.jpgcarne res 2.jpgensalada.jpgestofado 1.jpgfruta.jpgnaanja.jpgpalta enrrollado de.jpgpasta.jpgpecans.jpg2013-12-31_22-49-54_603-1.jpgFRUTAS.jpgagua.jpgcarne res 2.jpgensalada.jpgestofado 1.jpgfruta.jpgnaanja.jpgpalta enrrollado de.jpgpasta.jpgpecans.jpg