Logo

Haste Miembro

fitness-nail primera Alessandra_Gamboa Casallo 1 moni 2 kungfu ines paucarcaja

           SI REALIZAS EJERCICIO CONTINUO UN EVENTUAL EXCESO ALIMENTICIO SE REGULA POR EL CUERPO

 Un nuevo estudio publicado por The Journal of Physiology asegura que el ejercicio diario reduce los efectos fisiológicos nocivos del exceso de comida y la falta de actividad.

Estudios anteriores han encontrado que unos pocos días de exceso de energía, donde se consumen más calorías de las que se queman, trae consecuencias perjudiciales para la salud.

Pero esta nueva investigación señala que el ejercicio diario genera beneficios fisiológicos, incluso cuando se comen calorías de más.


El ejercicio tiene efectos positivos, incluso cuando estamos almacenando energía y aumentando de peso”, aseguró James Betts, investigador de la Universidad de Bath.


De acuerdo con Eurekalert, después de sólo una semana de comer en exceso, los participantes monitoreados mostraron un mal control de azúcar en la sangre y sus células de grasa dieron lugar a cambios metabólicos no saludables y equilibrio nutricional alterado. Sin embargo, los efectos negativos fueron menores en aquellos que realizaban ejercicio.
Nuestra investigación demuestra que un corto período de consumo excesivo y reducción de la actividad física lleva a cambios negativos muy profundos en una variedad de sistemas fisiológicos, pero el ejercicio diario detiene la mayoría de estos cambios negativos”, indicó Jean-Philippe Walhin , investigador del estudio.
En el estudio, se pidió a 26 hombres jóvenes y sanos que realizaran sus actividades diarias de manera pasiva. La mitad del grupo utilizó la caminadora diariamente durante 45 minutos, mientras que la otra mitad fueron completamente inactivos, además, se les pidió comer en exceso. El grupo que no realizó ejercicio alguno aumentó su consumo de calorías en un 50%, mientras que el grupo de ejercicio aumentó en un 75%, siendo el excedente de energía neta diaria el mismo.
Una característica fundamental de nuestro experimento es que nosotros emparejamos el excedente de energía entre los grupos, por lo que el grupo de ejercicio consumía más energía y todavía estaban en mejor situación al final de la semana”, explicó el Dr. Thompson.
Después de una semana, se midió la cantidad de insulina en sangre y se realizaron biopsias de tejido adiposo de ambos grupos. El grupo sin ejercicio mostró un descenso significativo y poco saludable en su control de azúcar en la sangre y sus células de grasa. Sin embargo, el grupo de ejercicio tenía niveles de azúcar en sangre estables y sus células grasas mostraron una menor expresión genética indeseable.
La sobrealimentación a corto plazo y la reducción de la actividad física tuvieron un impacto dramático en la salud metabólica global de los participantes y en varios genes clave en el tejido de grasa y el ejercicio previno cambios negativos incluso aunque la energía seguía almacenándose", afirmó Jean -Philippe Walhin.
Si te enfrentas a un período de consumo excesivo e inactividad, común en la época navideña, nuestro estudio muestra que el ejercicio diario evitará que muchos de los cambios negativos se lleven a cabo a pesar de que aumentes de peso", añadió el Dr. Dylan Thompson.
Los efectos son evidentes, pero las causas subyacentes deben estudiarse a fondo. Los hallazgos deben aplicarse a otros grupos, como los adultos mayores y mujeres, y en diversas circunstancia.
No obstante, ejercitarte en forma constante mantendrá tu organismo preparádo ante cualquier adversidad, incluso las ocasionadas por los excesos típicos de celebraciones.

2013-12-31_22-49-54_603-1.jpgFRUTAS.jpgagua.jpgcarne res 2.jpgensalada.jpgestofado 1.jpgfruta.jpgnaanja.jpgpalta enrrollado de.jpgpasta.jpgpecans.jpg2013-12-31_22-49-54_603-1.jpgFRUTAS.jpgagua.jpgcarne res 2.jpgensalada.jpgestofado 1.jpgfruta.jpgnaanja.jpgpalta enrrollado de.jpgpasta.jpgpecans.jpg